www.zoobio.es
Feed 8patas   8patas es un portal de adopciones de perros, gatos, mascotas y cachorros sin subvenciones, la publicidad es lo único que permite su mantenimiento. suscribete en 8patas » Contacto » Ayuda    

8patas
ADOPTA,
nunca compres !

8patas

8patas

anuncios clasificados mascotas

8patas

razas de perros

Ciudad    Mascota    Raza    Categoría    Sexo     
Perros
Gatos
Clasificados

Información

perros

Labrador Retriever

 

Raza: Labrador Retriever

Nombre alternativo: Labrador

País de origen: Canada / Inglaterra

Clasificación: Perro de caza

Características

El Labrador Retriever, llamado tradicionalmente labrador, aunque también conocido como Cobrador de labrador o Perdiguero de labrador, es una raza canina originaria de Terranova, en la actual Canadá. Es la raza más popular del mundo por cantidad de ejemplares registrados.

Su excepcional afabilidad, gentileza, inteligencia, energía y bondad, hacen que los labradores sean generalmente considerados como buenos compañeros de personas de todas las edades,así como también fiables perros trabajadores, comúnmente formando parte de las brigadas caninas de la policía en operativos antidroga, antiexplosivos, de búsqueda y rescate, entre otros.

Con adiestramiento, el labrador es una de las razas caninas más dependientes, obedientes y talentosas que existen.

El Labrador Retriever es un perro corto y sólido; alzada de 55 a 57 cm (las hembras de 54 a 56). Tiene la cabeza robusta y afilada; trufa ancha; dentadura en tijeras; stop pronunciado, ojos marrones o avellana, de expresión inteligente; orejas colgantes bien plegadas a la cabeza; cuello potente; la cola de largada media, está totalmente recubierta de un pelo especial, corto y denso (cola de nutria); extremidades de buena osamenta; pelo denso y puro, sin ondulaciones, con subpelo resistente al agua; posee ademas membranas interdigitales (tipo pato) que le sirven como remos en el agua.

Todos los colores admitidos deben tener el pelaje corto, muy denso y sin ondas, lo que da una sensación de extrema dureza al tacto. Éstos son el negro, el amarillo y el chocolate. El negro es el más abundante, debe ser completamente negro, sólo se admiten unos pocos pelos blancos en el pecho; algunos ejemplares nacen con unos pelillos blancos justo en la parte inferior trasera de las patas, sobre todo de las delanteras; el color de los ojos en los negros será marrón o avellana. El amarillo abarca desde un crema muy pálido hasta un color rojizo similar al manto de los zorros y un mismo ejemplar presentará una variación en el tono, sobre todo en orejas y espalda; así como en los negros, se admitirán unos pelillos blancos en el pecho; el color de los ojos será marrón o avellana, se debe prestar atención a una buena y oscura pigmentación en labios, párpados y nariz, ésta puede perder color durante el invierno o en las hembras durante el celo. El chocolate variará del chocolate con leche claro hasta el chocolate más oscuro; son muy poco frecuentes los ejemplares de este color.

Historia de la Raza

En el siglo XIX los pescadores de Groenlandia utilizaban un tipo de perro que les ayudaba en sus labores. Con el tiempo, algunos de estos ejemplares viajarían hasta el Reino Unido.

Aquellos canes de Terranova poseían dos tamaños bien distintos, unos eran conocidos como Terranova y los otros, de menor talla y pelaje corto, como perro de St. John. Es a esta variedad a la que se considera como ancestro del actual Labrador Retriever. Hay otra teoría que apunta la posibilidad de que la raza de Labrador provenga de un tipo de perro portugués, el Perro de Castro Laboreiro, lo que explicaría, en parte, el nombre actual de la raza. Esta tesis se apoya en el hecho de que las tripulaciones gallegas y portuguesas recalaban en Terranova, de donde habrían conseguido perros de estas características. Asimismo, hacen hincapié en el hecho de que en tierras españolas limítrofes con Portugal existe un tipo de perro de pastor muy semejante al Labrador contemporáneo.

Una vez que se afincó en el Reino Unido, sus cualidades fueron pronto apreciadas por los cazadores, quienes comprobaron la facilidad con la que cobraba los patos cuando caían en el agua.

La primera autoridad sobre la raza fue el vizconde Knutsford, quien inició sus labores de cría en 1884. Uno de los ejemplares más famosos fue uno criado por él, se llamaba «Munden Sentry», que se alzó con varios títulos en 1905. Otro ejemplar muy importante dentro de la primera década del siglo XX fue «Flapper»; nacido en 1902, demostró ser un extraordinario semental.

El Labrador Retriever fue reconocido por el Kennel Club británico en 1904. Su popularidad fue aumentando tanto en las exposiciones como en los ambientes cinegéticos; de hecho, un momento cumbre para la raza fue cuando el perro «Bramshaw Bob», propiedad de lady Lorna Howe, consiguió el BIS de Crufts de 1932 y 1933. Esta criadora también conseguiría este apreciado galardón en 1937, esta vez con «Cheverella Ben of Banchory».

El Labrador Club of England fue fundado en 1916, época en la que la mayoría de ejemplares eran negros, aunque los amarillos empezaban a ser valorados. El primer ejemplar de este color fue registrado en 1899, nacido de dos padres negros. En la actualidad es una de las razas más conocidas por el gran público, con una gran demanda en multitud de países y que se emplea en labores muy variadas, dada su especial capacidad de trabajo.

Generalidades

Los Labradores adoran a las personas. Cuanto más tiempo pasen contigo, más felices estarán.

Los labradores son perros cobradores, lo que hará que te alcancen cosas que estén tiradas por tu casa. Suelen ser pacientes con los niños, y mascotas maravillosas.

El labrador no es un perro guardián. Podrían ladrar para dar aviso, pero por lo general nunca actuarán con mayor agresión. Un Labrador Retriever se aburrirá muy fácilmente si no se lo estimula apropiadamente.

Un Labrador sin entrenar puede ser inmanejable, debido a su tamaño y su entusiasmo. Un labrador que no se ejercita se convertirá en un tornado de destrucción, o intentará escaparse para aliviar su aburrimiento y exceso de energía.

No sólo requieren agua y comida: también requieren amor y atención. Los Labradores son fáciles de entrenar por lo que el trabajo de obediencia se convertirá en una forma divertida de interactuar con él.

Los Labradores necesitan gran cantidad de ejercicio, algo que se acentúa dado que los Labradores adoran comer. El asegurar que reciban entrenamiento, ejercicio y atención son la clave para obtener un perro feliz, saludable, y de temperamento equilibrado.


Fuente : es.wikipedia.org Volver al listado de razas


Aún no eres usuario?

Registrate gratis

haste fan en facebook

Test de inteligencia

Conoce el nivel
de inteligencia
de tu mascota

Test de inteligencia